¿Qué es el dolor?

“El único dolor fácil de tratar es el que sienten los demás.”
Bónica

De acuerdo a la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP), el dolor es una experiencia sensorial o emocional desagradable asociada a un daño real o potencial en un tejido, o descrito en términos de dicho daño.

Puesto que el dolor no es sino una señal de alerta que ha permitido que nuestra especie subsista, tratar de atenuarla sin erradicar la causa que la originó, constituye no una ayuda, sino una agresión. Apagar una alarma de incendios sin extinguir el fuego que la disparó es, por decir lo menos, una solución insensata.

Sin embargo, como demostraron los estudios sobre el kindling1 el dolor intenso y/o el dolor leve o moderado, mantenido en el tiempo, pueden dañar nuestro organismo. En tales circunstancias, el dolor deja de ser un guardián para convertirse en la tortura que transforma nuestras vidas en un infierno. Sea como fuere, nuestro sistema de alarma fue diseñado para que aumente en intensidad si las señales no son escuchadas y esto recibe el nombre de sensibilización2. El sistema lo percibe de esa manera si no se trata la causa en vez del síntoma. Por ello, nuestra lucha para erradicar el dolor, ha sido frustrante.

Existen patologías, agudas y crónicas, en las que el dolor, en su intento de salvaguardar, empeora el problema. Un ejemplo de ello lo constituyen los dolores de espalda.

El dolor de espalda es la condición músculo esquelético que con mayor frecuencia se presenta en nuestra población y su tratamiento, en no pocas ocasiones, se reduce al uso de analgésicos de cuestionable eficacia cuyos efectos adversos impactan negativamente en la calidad de vida del paciente.

Cuando se intenta fisioterapia u otro tipo de ejercicios, algunos pacientes se quejan de que el dolor continúa o se incrementa durante la realización de los mismos. Por ello, desde hace ya unas décadas, la OMS sumó un cuarto peldaño a su escalera analgésica. En dicho peldaño encontramos lo que se llama Intervencionismo en dolor.

Fuentes Bibliográficas:

  1. Do the epilepsies, pain syndromes, and affective disorders share common kindling-like mechanisms? Epilepsy Res. 2002 Jun;50(1-2):203-19.
  2. Central sensitization: a generator of pain hypersensitivity by central neural plasticity. J Pain. 2009 Sep;10(9):895-926. doi: 10.1016/j.jpain.2009.06.012.

Dr. Eddy Salvador Moreno
Médico Anestesiólogo HHHA
Magister en Dolor y Cuidados Paliativos
Magister en Epidemiologia Clínica
Fellow Pain interventionist.



WhatsApp Escríbenos en WhatsApp